Quiénes somos

  Cuando tenemos hambre y no podemos comer, nuestro cuerpo reacciona de diferentes formas,desde desfallecer hasta ponernos de mal humor; cuando tenemos sueño, no somos capaces de estar al 100% de nuestras capacidades, nos resulta difícil razonar y comprender correctamente; cuando mostramos cariño y no es correspondido, sentimos tristeza, baja autoestima… cuando doblegan nuestra innata vitalidad, cercenan la curiosidad, la creatividad, la sociabilidad, la alegría… podemos reaccionar adoptando múltiples posturas desde la sumisión hasta la rebeldía. Ésta última, cuestiona dicho estado manifestándose de variados modos, el más extremo de ellos, es mediante el uso de la violencia. En la fila de Atrás, ese es lugar que debiera ser estudiado por la Pedagogía, la Psicología, la Sociología… En la fila de Atrás, ese es el hábitat al que mejor se adaptan esas muchachas y muchachos que no se someten a un sistema educativo que a una tempranísima edad impone la sumisión, la represión, el silencio, la inmovilidad, la uniformidad de las necesidades (¡incluso fisiológicas!)… pareciera como si intuyeran esa invisible función de la Institución Escolar de preparar a la “Ciudadanía” para la asunción de su futuro precario puesto de trabajo, de la jerárquica estructura social, de su determinada existencia de trabajar–consumir–dormir–trabajar- consumir-dormir-trabajar-consumir-dormir… el mero hecho de que exista una fila de atrás ya indica un determinado modelo pedagógico con sus respectivas connotaciones.

  Estas líneas no pretenden ser un alegato victimista que justifique las agresiones, los insultos, la amenazas, las faltas de respeto… no pretenden ser una apología del inmovilismo, de la resignación cristiana… sino que buscan hacer reflexionar acerca del porqué un porcentaje del alumnado no encuentra el más mínimo interés, y lo que es peor, la más mínima necesidad de aprovechar el ámbito escolar y esa ingente cantidad de horas durante las que se encuentra en la escuela, para cultivarse intelectual, física, afectiva, socialmente… asimismo, sería interesante investigar cómo va surgiendo la competencia, la violencia, el individualismo, la sumisión… en otra parte del alumnado que acepta sin cuestionamientos ese orden establecido.

  Creemos que las experiencias educativas, ya sean en el ámbito formal o en contextos no formales de aprendizaje, que busquen romper con esta dinámica (inconsciente en la mayoría de los casos) de “hacer el trabajo sucio” al Estado, al Capital y a la Iglesia (incluso pensando que se actúa con bondad, profesionalidad, con “conciencia”), de introyectar la sumisión, la competencia, la desigualdad, la violencia… deben construir una alternativa colectiva, comunitaria; es decir, basada en la organización, en la creación de un proyecto común. Aunque con desánimo, comprobamos que la realidad muestra a valientes individualidades realizando un extenuante esfuerzo, por intentar llevar a la práctica sus ideas, su sensibilidad, en el pequeño espacio sobre el que ejercen una intervención educativa directa: su clase, su grupo, su taller… originando en muchos de estos casos, que esas buenas intenciones, provoquen una dulcificación, un maquillaje, un enmascaramiento de los inevitables (inevitables por su “suicida” lucha aislada) fines que persigue el Estado por medio de SU Institución Escolar; aunque no por ello dejando de animar (y presentando aquí aportaciones) a estas personas a que sigan investigando y poniendo en práctica esas acciones individuales, en contextos donde es “imposible” construir un proyecto colectivo.

  Por tanto, consideramos necesaria una “triple actuación”, una lucha que se divida en tres frentes: el profundo cambio social (no el reformismo legalista parlamentario), la creación de proyectos educativos colectivos y la implicación personal basada en la deconstrucción- construcción constante, en la continua inquietud y reflexión.

  En esta publicación intentaremos centrarnos en aportar ideas, experiencias, dinámicas, métodos… que persigan dotar a las niñas y los niños de libertad, responsabilidad, respeto, creatividad, capacidad de esfuerzo… que busquen una implicación política de las y los jóvenes, entendiendo ésta como “la construcción colectiva de la realidad social”, para de esta forma proporcionar las herramientas que faciliten la comprensión–apropiación de la Realidad, pudiendo así construir y transformar SU Presente y SU Futuro. Intentaremos aportar textos referentes tanto al ámbito formal en sus diferentes etapas, como al no-formal; pero bueno esos son nuestros deseos, poco a poco intentaremos que los textos “prácticos” superen en número a los más “teóricos”.

Salud y Rebeldía.

En la fila de atrás

Anuncios

9 responses

16 01 2010
MArtin

SAludos:

Podria recibir algo de informacion sobre el proyecto, De donde sois? De que manera funcionais? esas cosas.

18 01 2010
Paola

Buenos días,
me parece que este es un tema importantísimo, por eso os pregunto :
es un proyecto para publicar una revista sobre educación, o además de eso, teneis pensado un proyecto educativo fuera del papel?
También preguntaros de donde sois, o mas bien, desde donde vais a empezar este movimiento.
Un saludo y animo con todo!
Paola.

26 03 2010
julio césar carrión castro

Quisiera volver a recibir información acerca de sus actividades que me parecen muy comprometidas con la antipedagogía -lo cual comparto-

17 06 2010
Humpy

¿La antipedagogía? ¿A qué te refieres?

25 04 2010
Mamiguen

OLÉ!
Viva el pensamiento libre.
Lo peor de nuestro sistema actual, no es solo que nos digan desde pequeños como tenemos que actuar, sino como tenemos que pensar…
Valor y trabajo son los antídotos necesarios para derribar los viejos y resistentes sistemas. Valor para enfrentarse a ellos y trabajo para elaborar nuevas formas de enseñanza y aprendizaje.
Si a todo ello le añadimos la pizca de humildad que necesita todo adulto para reconocer que no se tienen respuestas para todo, la pizca de curiosidad que tiene un niño para investigar y un poco de acción para llevarlo a cabo estamos mas cerca que nunca de hacer que la fila de atrás sea la inspiración para sustituirla , quizá, por una mesa redonda.

Genial vuestro trabajo!
Vivan los rebeldes con causa!

18 01 2011
Sergi

Hola, acabo de descubriros y me gustaría saber más de vuestro colectivo.

15 03 2011
Rubencio

Hola gente de la fila de atrás, soy un tipo de burgos que ando todo el dia en el barrio con los chavales y agradezco mucho leer un material tan fresco como el vuestro. A ver si este mensaje os da algo de vidilla para que le deis caña al siguiente número!!

Salud compañeros.

31 03 2011
Irene

Hola,
He leido vuestro boletín nº 4 y me parece que hay cosas muy interesantes. Me gustaría saber si teneis algún proyecto puesto en práctica con jóvenes o niños\as. Tambien mencionais una experienciea educativa con mucho entusiasmo: La escuela de Varkiza (Atenas). ¿Sabéis cómo me podría poner en contacto con ellos?
gracias y ánimo!!

5 11 2013
tinabel

Hola chicos y chicas de la fila de atras, soy acompañante en un centro de educación alternativa, felicidades por vuestro trabajo. Cada día somos más los que no nos conformamos y poco a poco lo lograremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: